Diploma de Sismología cierra un ciclo con más de 100 becarios pertenecientes a América Latina y el Caribe

 

El Diploma de Postítulo en Sismología impartido por el Departamento de Geofísica y la Escuela de Postgrado y Educación Continua de la FCFM, llegó a su fin luego de un ciclo de 4 años donde estudiantes de distintas nacionalidades de América Latina y el Caribe, recibieron una formación especializada y actual respecto al procesamiento de datos sismológicos para el estudio y modelamiento de la fuente sísmica de terremotos, entre otros conocimientos.

 

El programa pudo ser realizado gracias a un acuerdo entre la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), en el marco del programa Kizuna para la formación de recursos humanos para Latinoamérica y el Caribe en reducción del riesgo de desastre.

 

En esta cuarta y última versión participaron 21 estudiantes provenientes de Argentina, Chile, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Perú, República Dominicana y Uruguay. Todos los estudiantes internacionales fueron becados por el programa KIZUNA mientras que los chilenos recibieron financiamiento por parte de la FCFM.

 

En la ceremonia de clausura del Diploma en Sismología, el Decano de la FCFM, Prof. Francisco Martínez, destacó la oportunidad de fortalecimiento de las relaciones latinoamericanas en torno a una temática tan importante para la región. “Este es uno de los programas donde uno se siente muy orgulloso por haber cumplido con creces las expectativas en un área en que Chile lidera. Somos un país altamente sísmico y resistente en términos de desastre e infraestructura. La experiencia chilena es importante para los otros países e incluso para el resto del mundo”, declaró la autoridad.

 

En esta misma línea, el representante residente en Chile de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Sr. Ryozo Hanya, se refirió a la importancia de compartir la experiencia entre Japón y Chile para fortalecer la de Latinoamérica y el Caribe. “Kizuna es un kanji japonés que significa vínculo y ese es el sello que queremos transmitir.  Los lazos, las relaciones humanas y el apoyo mutuo son fundamentales para desarrollar una sociedad próspera e inclusiva”.

 

Al igual que en años anteriores, los becarios 2019 tuvieron una fase no presencial que se desarrolló durante el mes de junio y una presencial en julio con cátedras a cargo de académicos del Departamento de Geofísica, del Centro Nacional Sismológico y de la ONEMI. Además, una charla sobre terremotos lentos a cargo del experto japonés Aitaro Kato de la Universidad de Tokio y una visita a terreno a la Estación Sismológica de Catapilco.

 

“Creo que lo que se trata en el diplomado es justamente lo que cada una de nuestras naciones necesita: compartir conocimiento, experiencia y saberes para replicarlo, implementarlo e introducirlo en nuestras sociedades” dijo uno de los becados de Cuba, Eberto Hernández.

 

El programa Kizuna comenzó en el año 2015 con el objetivo de formar profesionales preparados para enfrentar la gestión del riesgo y aportar con conocimientos sólidos en la prevención y mitigación ante eventos de la naturaleza. “Nuestra gran meta era lograr capacitar a 2 mil profesionales de América Latina y el Caribe y cuatro años después tenemos a más de 4 mil. Hoy día los becarios tienen una gran responsabilidad al regresar a sus países y formar parte de esta red colaborativa”, comentó el jefe del Departamento de Formación y Becas de Ia Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), Sr. Pablo García.

 

“Nuestro propósito ahora que formamos parte de un grupo de ex becarios es ampliar esta red, difundir y seguir investigando. Concretamente es mejorar la forma en que nuestras comunidades puedan disponer de alternativas en respuesta a eventos de índole natural. Cada desastre ha traído una enseñanza y una oportunidad de crecimiento” expresó en representación de todos los becarios 2019, la profesional mexicana Magali De La Torre.

 

Educación Continua: foco en Latinoamérica

 

El Diploma en Sismología se posicionó dentro de la FCFM como único en su tipo al recibir estudiantes internacionales de América Latina y el Caribe durante cuatro años. Con la finalización de esta etapa, la Facultad prepara la creación de una Escuela de Educación Continua donde el objetivo sea aumentar las experiencias de formación de esta índole.

 

“Si bien ahora terminamos un ciclo, el trabajo en estas áreas va a continuar, esperamos encontrar otras formas de implementarlo con AGCID y otras agencias internacionales. En Educación Continua nos hemos planteado tener el foco en Latinoamérica porque es un área donde podemos construir un futuro para la Facultad y para las relaciones con nuestros pares”, dijo el Decano Francisco Martínez.

 

Deja un comentario